- ¿Somos más o menos felices con la tecnología? - Informativo - Between Flashes

Vaya al Contenido

- ¿Somos más o menos felices con la tecnología?

Between Flashes
Publicado por en Tecnología ·
Tags: ¿Somosmásomenosfelicesconlatecnología?

[image:image-1]

     Como dijo Henry Van Dyke, "La felicidad es interior, no exterior; no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos". Por tanto, deducimos que la tecnología no da la felicidad, pero ¿ayuda a conseguirla? Resulta que hoy, 20 de marzo, es el Día Internacional de la Felicidad. Y digo yo, ¿no deberían ser todos los días? Preguntas transcendentales a parte, lo que sí es cierto es que la tecnología está cambiando nuestra forma de vivir, las costumbres, cómo pasamos el tiempo y cómo nos comunicamos. En este sentido, surgen nuevos campos de estudio para que los filósofos y psicólogos determinen cuáles son las conexiones entre la tecnología y la felicidad.


Hasta ahora, se han hecho varios estudios para averiguar de qué manera afecta la tecnología y las nuevas comunicaciones a nuestro estado de ánimo. Antes de ir a los datos objetivos, he de decir que se pueden sacar algunas conclusiones obvias. Por ejemplo, Internet nos permite comunicarnos con gente que queremos pero que no podemos ver porque viven lejos, punto positivo. Por el contrario, las redes sociales han llevado a padecer de 'estrés social', es decir, agobiarse por tener más amigos o estar siempre a la última, punto negativo.

En 2013, la revista Time Magazine publicó una infografía bastante interesante sobre el uso de los dispositivos y la felicidad. Entre otras cosas, daba resultados numéricos a partir de preguntas en diferentes países sobre si la tecnología nos hace más eficientes, si nos ayuda a aprender, si nos distrae de los estudios o cuánto nos ha cambiado la vida. La conclusión es simple: la tecnología nos facilita la vida, pero hemos de tener un equilibrio en su uso. En otras palabras, todo en exceso es malo. Si quieres ver con detalle estos resultados, pulsa aquí.

Otras investigaciones señalan que cada día somos menos capaces de vivir sin nuestro smartphone porque nos hemos vuelto dependientes de las redes sociales, del correo electrónico y de la mensajería instantánea. Incluso en vacaciones no desconectamos. El verano de 2013, un estudio de la Universidad de Michigan encontró que al usar más Facebook durante un periodo, las personas se sentían después peor. El psicólogo Ethan Kross, autor principal del artículo, comentó que en un principio, Facebook es un recurso valioso para la satisfacción de la necesidad humana básica de conexión social. Sin embargo, en lugar de producir bienestar, el estudio dedujo que el uso de Facebook ocasionaba el resultado opuesto.

Los científicos señalan que el contacto real entre personas debe complementarse con la tecnología porque los humanos necesitamos experimentar también el lenguaje corporal, el temblor de la voz o incluso la sonrisa.


¿Qué pensáis? ¿Sois o no sois más felices con la tecnología?







sin comentarios


Regreso al contenido