- Absuelven al primer detenido en España por diseñar un virus informático - Informativo - Between Flashes

Vaya al Contenido

- Absuelven al primer detenido en España por diseñar un virus informático

Between Flashes
Publicado por en Tecnología ·
Tags: AbsuelvenalprimerdetenidoenEspañapordiseñarunvirusinformático
  • La juez no ve delitos en crear un troyano «si no causa daños ni revela secretos». El joven fue detenido en 2003


[image:image-1]      El término aquelarre se refiere a una reunión nocturna con el objetivo de realizar prácticas de brujería, pero sus brujos modernos utilizan otro tipo de objetos, ordenadores e internet. Nueve años después de su detención durante la Operación Akelarre, A.C.P, el primer español detenido por la creación de un virus informático, ha sido absuelto de los delitos que se le acusaban al considerar que «la creación de un virus no es delictiva si no causa daños ni revela secretos».

El joven, que en el momento de su detención en 2003 tenía 23 años y era residente en Alcalá de Henares, actuaba bajo el pseudónimo 900k. Autodidacta en el campo de la informática, aseguró en su defensa que diseñó el gusano Kelar -también conocido como Raleka- «solo por probar». Éste se autorreplicaba en los ordenadores que se conectaban a dos sitios web -uno estadounidense y otro, el español «Arrakis»- al tiempo que descargaba otro virus del tipo troyano convirtiendo a los PC afectados en juguetes en las manos del joven. Llegó a afectar a más de 70.000 ordenadores en agosto de ese año.

El virus fue descubierto por la compañía de seguridad Panda Antivirus. Tras comunicarle al Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil la situación, se le acusó de delitos de descubrimiento de secretos del artículo 197-2 del Código Penal y delito de daños del artículo 264-2 del Código Penal. La parte denunciante había defendido que «dada la gran capacidad del virus y del programa troyano para destruir y modificar los equipos infectados se ocasionaron perjuicios y confusión en los usuarios que precisaron de actividades de búsqueda y limpieza del disco duro».

De esta manera, y tras nueve años de proceso judicial, la juez del Juzgado de lo Penal número 4 de Alcalá de Henares (Madrid), Nuria Alcalde, ha considerado en su fallo que para que el joven se le pueda acusar de un delito de descubrimiento de secretos es necesario que, «sin estar autorizado, se apodere, utilice o modifique, en perjuicio de tercero, datos reservados de carácter personal o familiar de otro que se hallen registrados en ficheros o soportes informáticos, electrónicos o telemáticos, o en cualquier otro tipo de archivo o registro público o privado».

Pese a que no se ha constatado que el acusado hubiera utilizado datos reservados, la juez cree que existe «un riesgo potencial» a la hora de crear dicho software, que aprovechaba una vulnerabilidad del sistema operativo Windows, diagnosticada en julio de 2003, un mes antes de su detención.

«La acción necesaria para cometer el delito consiste en cualquiera de las acciones de destruir, alterar, inutilizar o dañar, pudiendo utilizarse 'cualquier medio', con lo que se engloba cualquier posibilidad, ya sea mediante una destrucción externa de un ordenador o mediante una entrada ilícita. La norma jurídica iguala, por tanto, un acto de destrucción física a un acto de manejo de un ordenador», reza la sentencia.


Via; ABC.es




sin comentarios


Regreso al contenido